Finalmente la FDA admite que la carne de pollo contiene arsénico cancerígeno

Que la FDA admita que la carne de pollo tenga arsenico y que esta sea una de las carnes más consumidas, nos puede hacer pensar muchas cosas; que la vida se basa en el optimismo de que el mañana será mejor, en no comer pollo industrial, en lo que dijo Paracelso, que no hay venenos sino dosis, que nos engañan etc etc.
Si la alimentación se convierte en una amenaza, y el gasto sanitario se dispara, tendremos que emponderarnos en lo que a cuidados toca, pues no solo es el pollo, también el arroz, la mayoría de los pescados, la maduración de las frutas fuera del arbol, la manipulación genética en los cultivos que ya ni necesita de la polinización de las abejas.
Demasiados cambios, pero aún así, como digo en el comienzo hay motivos para el optimismo, porque la vida es eso, optimismo, optimismo porque hay motivos, porque en Fukusima se están utilizando bacterias, ¡si bacterias! Esos microscópicos seres que han intervenido desde el comienzo de todo, para eliminar la radioactividad, y que hay un movimiento nuevo, tan nuevo que la palabra no esta ni en el diccionario; microbiotica. 

 

Finalmente la FDA admite que la carne de pollo contiene arsénico cancerígeno

También te podría gustar...