Harvard elimina la leche y demás lácteos de la dieta saludable

La leche ya no se la beben ni los científicos más prestigiosos y respetables del mundo. Esto es un dato a tener en cuenta, que merece la pena registrar en nuestra memoria. Para todos aquellos que dicen que la leche y sus derivados son buenos y que no hay evidencias científicas de sus perjuicios, aquí tenemos una prueba contundente de lo contrari

Lo que pasa es que hay muchos intereses comerciales presionando para que esta verdad no salga a la luz. Ningún animal cuando crece sigue bebiendo la leche materna. Ningún animal bebe la leche de otras especies…Solo los humanos experimentamos con todo. Pero a estas alturas ya sabemos que hay otras fuentes mucho mas interesantes para aportar proteínas y minerales que la leche animal.  No hace falta ser vegano y estar en contra de la explotación animal para saber algo tan básico y palpable.
Y ahora por fin la universidad mas prestigiiosa del mundo da la razón a tantos científicos independientes que llevan decenas de años proclamando en el desierto esta verdad incuestionable.
Aquí tenemos la noticia extraída de un periódico nada sospechoso de conspiranoico como es La Vanguardia.
La Escuela de Harvard de Salud Pública eliminó la leche de su guía de alimentación saludable, llamada Healthy Eating Plate, sustituyéndola por agua, preferentemente.
Con esto, Harvard envió un mensaje fuerte al USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) y expertos en todo el mundo con el lanzamiento de su guía, misma que reemplaza la pirámide alimenticia.
Los expertos en nutrición e investigadores de la universidad la realizaron, basada en una nutrición sana, libre de la presión política y grupos de la industria que podrían verse afectados.
La mayor prueba de ello es la ausencia total de productos lácteos, debido a que “un alto consumo de estos alimentos aumenta significativamente los riesgos de padecer cáncer de próstata y cáncer de ovario”.
En su guía Healthy Eating Plate también mencionó que los altos niveles de grasas saturadas en la mayoría de los productos lácteos y los componentes químicos de su producción les hace un alimento para evitar.
Deben ser sustituidos por hortalizas como lechuga, coliflor, brócoli, entre otros, y granos de diversas especies, para producir el calcio necesario y de calidad.
…….

También te podría gustar...