El fascinante mundo de las leches vegetales

Hay una necesidad casi fisiológica de tomar leche, por la costumbre familiar que desde la infancia hemos tenido del vaso de leche que mama o la abuela nos daba y a veces nos obligaba a tomar a diario.

Ahora ya sabemos que los lácteos, con la leche a la cabeza, nos perjudican mas que otra cosa, pero nos queda el vacío que dejaron en nuestra memoria ancestral. Por eso las leches vegetales han triunfado en el mercado de lo bio y natural.
Ya hemos hablado en NUTRITOPIA hace unos meses sobre las leches vegetales, en una excelente intervención de ese gran sabio y digulgador argentino de las medicinas naturales y la autogestión de la salud que es Néstor Palmetti (http://nutritopia.blogspot.com.es/2013/03/lacteos-vegetales-reemplazo-eficiente.html) , pero volvemos sobre el tema porque en mi casa es un asunto recurrente. Al ser familia amplia y no ingerir lácteos, salvo el yogurt casero que hace mi compañera con la leche de las cabras del vecino, nos gastamos una fortuna en cajas y cajas de leche de avena y arroz sobre todo.

Pero con la crisis ha llegado un momento en que se ha cortado el grifo y ha sido una tragedia familiar. Supongo y espero que haya muchos hogares como el nuestro, que tienen la costumbre de consumir leches vegetales comerciales, aunque sean bio y caras. El asunto es que llega un momento en que, tanto por ahorrar money como por la coherencia interna de comer todo lo posible lo mas sano y natural, es necesario incorporar una nueva rutina: hacer la leche vegetal que vamos a tomar a diario.
Ya teníamos incorporado hacer el pan, los bizcochos y tartas, un poco de huerta, la fruta de temporada, el yogurt y la kombucha, el kimchi y el chucrut, los germinados…ahora le ha llegado por fin el turno a la leche vegetal.
Os recomendamos que investiguéis y os animéis a hacerla. Hay muchas máquinas en el mercado que os facilitarán el trabajo, desde el Chufamix por 40 € hasta el Veganstar por 249. LA gente de CONASI los tiene y los vende.

Aquí os pongo algunos link para que ampliéis la información:

Entrevista video al fundador: http://www.youtube.com/watch?v=Ul9I6Hc4-mM
Este es un invento de un joven emprendedor, sencillo pero muy práctico y se lo están montando muy bien en el marketing. Merece la pena recoger su excelente y cuidado recetario de leches vegetales: http://www.lahorchateria.com/gestficherosart/webs2012/lahorchateria/recetario_chufamix.pdf
Pero en realidad lo que os aconsejo es que probeis a hacerlo con lo que teneis a mano, ya que hacer leche vegetal es tan sencillo que solo hace falta una tele o colador fino. Una batidora y un recipiente para el agua, además de la materia prima.
Por dar unos ejemplos, si nos hacemos nosotros las leches vegetales este sería el precio por litro:
Avena Bio 19 céntimos
Arroz Bio 26 céntimos
Espelta Bio 36 céntimos
Soja Bio 45 céntimos
Muesli Bio 85 céntimos
Chufa Seca D.O. 90 céntimos
Alpiste  92 céntimos
Además de ser diez o quince veces mas baratas que las de la tienda, nuestras leches vegetales caseras no están pasteurizadas, contienen todas las enzimas y vitaminas de las materias primas, no tienen tanta huella ecológica (envases, transportes, manipulado…)
Y si encima a las semillas las dejamos unos dias germinar…pues ya es la bomba: ¡¡¡Leche vegetal de semillas germinadas!!! Así viviréis 200 años o más.
Os aconsejo que veais alguno de los videos que os ponemos a continuación, que son cortitos e instructivos y que sigais leyendo…
Como hacer leche vegetal
Leche de almendras:
– 150 g de almendras
– 750 ml de agua
– azúcar, sirope de agave o dátiles Como edulcorante (opcional)
Desde que hemos cascado varios sacos de almendras de nuestros árboles, cada mañana elaboramos 1 ó 2 botellas de leche de almendras casera y nos hemos sumergido en el fascinante mundo de lasbebidas vegetales: fáciles, naturales, baratas, sanísimas y deliciosas. ¿Qué más se puede pedir a un alimento?
Además, el alto precio de las leches vegetales envasadas de calidad hace que aumente el número de familias que quiere ser autosuficiente en este tema.
Ya hemos visto vídeos y consejos de cómo hacer leches vegetales y varias recetas, y ahora nos centramos en esta infografía que nos explica cómo hacer leches vegetales en 3 sencillos pasos:
Poner en remojo la materia prima de 2 a 12 horas. Recomienda remojarla antes de acostarse
Tirar el agua de remojo y añadir nueva, 3 partes de gua por 1 de se millas. Pelar las semillas. Licuar o batir
Colar bien la pasta y no tirar la pulpa porque se puede hacer queso vegetal
Nos informan que estas bebidas son digestivas, multinutritivas  y con potentes enzimas (porque están crudas) y nos recomiendan las siguientes:
GIRASOL Y SÉSAMO
El calcio del sésamo y la vitamina D del girasol la hacen mejor que la de vaca. Remojo de 2 horas
AVELLANA Y CALABAZA
La energética avellana y la calabaza rica en ácidos grasos, zinc y remedio para los parásitos
ALMENDRA
Proteínas, energía, potasio, magnesio, fósforo… Recomendado en embarazadas y lactantes
QUINOA Y AMARANTO
Proteínas de alta calidad, sin gluten. Disminuye el colesterol en sangre. Hay que lavar bien la quinoa al remojarla
ENDULZAR: estevia, harina de algarroba, sirope de ágave o panela
QUESO VEGETAL
(solo para la pulpa sobrante de los frutos secos)
Mezclar muy bien con la pulpa húmeda sobrante 2 cucharadas de levadura de cerveza, ajo en polvo, sal y especias a nuestro gusto. Dejarlo un par de días a temperatura ambiente con un trapo y una banda elástica para evitar que los bichos o el aire entren y fermente
Pues ¡manos a la obra!
RECETAS:
Si queremos profundizar y conocer todas las variedades de ingredientes y sabores, recomendamos el libro “Todas las leches vegetales“. Y si queremos más comodidad, nada como una máquina para hacer leche de frutos secos, semillas o cereales (estos hay que hervirlos).
Fuente infografía: Victor Paiam
En La Cocina Alternativa: Cómo sustituir los lácteos
En La Cocina Alternativa: Cómo hacer leches vegetales variadas (vídeos)

También te podría gustar...